Permite trabajar con Mercurial (y TortoiseHg, claro está) contra repositorios Git de forma casi transparente.

Las ramas locales de Git se traducen a bookmarks de Mercurial (que, por cierto, no conocía, y es un método fantástico para trabajar), y las ramas remotas de Git se traducen a etiquetas locales de Mercurial (bueno, algo parecido).

A la hora de hacer un clone, push o pull, debes indicar que se trata de un repositorio Git usando los protocolos git+https:// o git+ssh:// (también tienes git+file://, pero es innecesario ya que se detecta automáticamente), y el plugin se encargará del resto.

Debido a alg√ļn bug actual, puede que clonar un repositorio remoto te sea muy lento. Para esos casos, te recomiendo clonar a trav√©s de Git, y luego traspasarlo a Mercurial desde el clon local, que ir√° bastante r√°pido.

Por supuesto, lo mejor de todo es conocer y usar ambos sistemas, pero llevo un tiempo trabajando con esto y va francamente bien.